Macrooperativo policial contra el top manta en Barcelona

Macrooperativo policial contra el top manta en Barcelona

Un dispositivo de 100 agentes de los tres cuerpos policiales, Guardia Urbana, Mossos y policía portuaria, se desplegarán todos los días, de 10 de la mañana a las 10 de la noche, para evitar que se instalen los manteros en los puntos más habituales de la ciudad.

Albert Batlle, teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, ha anunciado esta operación conjunta que se aplicará para erradicar la venta ambulante en la ciudad.

«Destinaremos 100 agentes de los 3 cuerpos en turnos de mañana y tarde, de 10 de la mañana a las 10 de la noche, y será una intervención de saturación para impedir que la actividad se desarrolle.  Mantendremos esta presión y veremos qué resultados tiene y lo iremos modulando. No esperamos milagros. Tendremos que mantener la tensión continua, no se trata de poner plazos.»

El despliegue se hará, según Batlle, en los puntos habituales donde se instalan los manteros como el Paseo de Gràcia, la Rambla, Rambla Catalunya y Plaza Catalunya, así como el Portal de la Pau y el Front Marítim.

Prejuicio al comercio

Albert Batlle explicó que la operación no sólo va dirigida a los manteros sino también a los usuarios que los compran los artículos, tanto los ciudadanos como los visitantes.

«Esperamos que esto convenza a los que practican esta actividad que no es tolerable y que es ilegal, pero también los usuarios.»

Batlle considera necesario hacer entender que es una actividad que perjudica la ciudad.

Batlle ha añadido que Barcelona es «la capital del comercio de proximidad » porque «no hay ninguna zona desertizada» en cuanto a la oferta comercial. Ciudadanos y visitantes pueden «proveerse de los que necesiten a cualquiera de nuestros barrios».

La respuesta de BComu

Por su parte BComu ha emitido un comunicado en el que informa que la actuación en Joan de Borbó es de carácter preventivo.

«Se estaba trabajando desde hacía tiempo, pero no había sido posible por la negativa del Gobierno de la Generalitat a aportar más Mossos».

Asimismo, han informado de que no ha habido ningún cambio en la política del Ayuntamiento en cuanto al abordaje del fenómeno del top manta y lamentan que las declaraciones del regidor de seguridad hayan creado esta impresión.

«Desde BComu, reiteramos que el top manta no supone un problema de seguridad, y así lo corroboramos con el vecindario de los barrios donde hay mayor presencia».

BComú sigue defendiendo la salida social como respuesta al top manta. A nivel municipal, gracias a los planes de ocupación del gobierno de BComú, 115 personas provenientes del top manta hayan conseguido un contrato laboral, y 17 personas más han podido crear la cooperativa DiomCoop.

Además, a nivel estatal, exigen la derogación de la Ley de Extranjería que condena a la exclusión administrativa y social a miles de vecinos y vecinas. Mientras tanto instan al Gobierno de Pedro Sánchez que facilite la obtención de permisos de trabajo para que las personas que se dediquen al top manta puedan regularizar su situación y encontrar alternativas laborales.

«No queremos que haya ciudadanos de primera y de segunda a Barcelona. Somos ciudad de derechos y refugio y seguiremos impulsando políticas para garantizar los derechos de las personas migradas y desmantelar el racismo institucional».

Macrooperativo policial contra el top manta en Barcelona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here