Los Jordis saldrán para trabajar y hacer voluntariado en los próximos días

Los Jordis saldrán para trabajar y hacer voluntariado en los próximos días

La junta de tratamiento de la prisión de Lledoners ha aprobado flexibilizar el segundo grado penitenciario de Jordi Cuixart y Jordi Sánchez.

Jordi Cuixart podrá salir nueve horas y media al día, cada día entre semana, para trabajar y hacer voluntariado.

Por su parte, Jordi Sánchez podrá salir once horas al día tres días a la semana para realizar labores de voluntario. Ambos tendrán que ir a dormir a la cárcel.

La junta ha aprobado concederles la aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario, después de haberlo solicitado ambas partes.

Cuixart desarrollará la actividad laboral en una empresa de su propiedad, especializada en el diseño y la producción de maquinaria industrial para envasados. También hará una tarea solidaria en una organización sin ánimo de lucro.

Sánchez, por su parte, ejercerá el voluntariado en una fundación de ámbito educativo.

Quien también presentará la petición amparándose en el 100.2 es el exconseller Joaquim Forn. Según sus abogados, desde el martes Forn ya tiene los papeles a punto, con una oferta laboral incluida.

La Fiscalía puede presentar recurso

La salida se puede aplicar de forma inmediata , pero hay que comunicarlo obligatoriamente al juez de vigilancia penitenciaria, que debe decidir si la ratifica o no.

La Fiscalía puede recurrir la medida, aunque esto no paraliza la aplicación. Si fuera el caso, la Audiencia de Barcelona es quien resolvería el caso en última instancia.

El artículo 100.2 está a medio camino entre el segundo grado penitenciario, que es el más generalizado y permite salir de permiso 36 días cada año si se ha cumplido una cuarta parte de la condena, y el tercer grado, que permite ir a la prisión sólo a dormir.

Se aplica mayoritariamente a presos que tienen el segundo grado, como es el caso tanto de Sánchez como de Cuixart, y permite que el preso se vaya incorporando progresivamente al régimen abierto. En promedio, unos 400 internos pasan por esta situación cada año.

Tanto Sánchez como Cuixart tuvieron hace unos días un permiso penitenciario ordinario de 48 horas, al que pudieron acceder tras haber cumplido, a mediados de enero, una cuarta parte de la condena de 9 años de cárcel por sedición.

Los Jordis saldrán para trabajar y hacer voluntariado en los próximos días

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here