Detenido un hombre por cometer dos robos violentos en Ciutat Vella

Localizan 3 millones de euros en un trastero a un estafador que engañaba a mujeres mayores

Los Mossos d’Esquadra de la comisaría de Les Corts detuvieron el pasado martes, 17 de diciembre en Barcelona, a un hombre de nacionalidad española y 45 años, especializado en estafar mujeres de edad avanzada con las que establecía una relación de confianza, convirtiéndose en su guía espiritual.

David Vargas, de 45 años, fue el párroco de la barcelonesa población de Sant Vicenç de Castellet, durante seis años. El hombre está acusado de los delitos de estafa, blanqueo de capitales, coacciones y delitos contra la hacienda pública.

Los investigadores lo relacionan con seis estafas que habría cometido después de engañar a mujeres mayores algunas de las cuales le habrían cedido en vida sus inmuebles, dinero, joyas y obras de arte a cambio de que se hiciera cargo de sus necesidades básicas hasta su muerte.

Fruto de la investigación policial, los agentes localizaron el pasado 15 de diciembre en uno de los trasteros del detenido una maleta en el interior de la cual había más de tres millones y medio de euros.

También encontraron otras bolsas con joyas y documentos de posibles nuevas víctimas.

La investigación se inició el pasado mes de agosto cuando una mujer, de 91 años, denunció que había sido víctima de una estafa por parte de un hombre que era de su confianza y que le ayudaba en su vida diaria desde que había muerto su marido.

En la denuncia, manifestaba que el detenido se había aprovechado de ella y que cuando despidió unas trabajadoras del hogar le dijo que para evitar una denuncia de estas contra ella le debería dar dinero, cuadros de gran valor artístico y joyas para evitar la sanción económica y los graves perjuicios que le podía ocasionar.

Ante esta situación y el miedo que sentía la mujer, ésta le entregó hasta 150.000 euros y varios anillos de diamantes, además de cuadros de gran valor.

La estafa continuó hasta convencer a la mujer de cambiar su testamento para ponerlo a su nombre, aparte de contratar algún producto bancario vitalicio por un importe de 100.000 euros, lo que finalmente no pudo realizar porque el notario y el director de la sucursal bancaria no accedieron.

En la denuncia, la víctima también acusaba al hombre de haberle sustraído joyas dado que disponía de llaves de su domicilio y conocía la combinación de la caja fuerte.

Con toda esta información, los agentes iniciaron una investigación para determinar si el hombre había vendido las joyas o cuadros sustraídos en tiendas especializadas y de subastas para analizar cuáles eran sus propiedades inmobiliarias.

Los agentes descubrieron que todas las propiedades que tenía habían sido cedidas por mujeres de avanzada edad a cambio del compromiso que estarían bien cuidadas hasta su muerte.

El detenido tenía hasta 6 propiedades, cuatro viviendas y un parking en Barcelona, ​​una vivienda en Sant Vicenç de Castellet, una vivienda y dos parkings en Cáceres.

Las gestiones de investigación comportaron saber cuál era el círculo de amistades del investigado y cuáles eran sus movimientos, lo que permitió ampliar la investigación y determinar que el hombre era un estafador que se acercaba a mujeres de edad avanzada y con grandes dotes de seducción y persuasión se ganaba su confianza hasta el punto de que éstas le acababan dando todo.

Hasta el momento se habían identificado seis mujeres.

Primera detención por estafar a seis mujeres

Con toda la información recopilada, los mossos detuvieron al hombre el pasado día 5 de noviembre.

También se registró por orden judicial su domicilio y segunda residencia.

En el domicilio, no se localizaron ni las joyas ni las obras de arte pero si se encontró documentación importante para la investigación y se intervinieron libros litúrgicos antiguos y de dudosa procedencia.

En un almacén de la segunda residencia, se encontró un retablo, un santo cristo de dos metros y varios objetos litúrgicos, entre otros objetos de gran valor histórico.

Por ello, se activaron agentes de la Unidad Patrimonio Histórico para analizarlos.

El detenido, tras pasar a disposición judicial, quedó en libertad con el compromiso que retornaría a las víctimas todo lo que les había sustraído y aún no se había localizado. También se comprometió a colaborar con la policía en todo momento.

En este sentido, el detenido detalló donde se encontraban los cuadros sustraídos para proceder a su intervención.

A pesar de que el hombre quedó en libertad, los agentes mantuvieron abierta la investigación y continuaron contactando con el círculo más íntimo del detenido.

Este hecho fue determinante para que descubrieran que el hombre tras quedar en libertad y conocedor que la policía continuaba investigándolo, escondiera unas maletas en un trastero.

El pasado día 16 de noviembre, los agentes, acompañados de la persona que llevarlas en este local a petición del detenido, se desplazaron hasta el lugar y una vez en el interior encontraron varias bolsas y maletas.

En una de estas localizaron más de tres millones y medio de euros.

En el resto había joyas (un total de 25 diamantes), documentación de otras víctimas y bulas papales y libros antiguos, algunos de los cuales forrados en oro.

Segunda detención

Ese día, el hombre, ante la certeza de que los mossos habían descubierto el botín, intentó quitarse la vida arrojándose desde un puente en la Ronda de Dalt en Barcelona.

Los equipos de emergencia pudieron salvarle la vida y lo trasladaron a un centro hospitalario en estado grave con varias fracturas y contusiones.

Tras varias semanas ingresado en el hospital, este martes 17 de diciembre, los mossos d’Esquadra, a requerimiento del juez que instruye el caso, lo han vuelto a detener. Tras pasar a disposición judicial, el juez de Instrucción número 6, ordenó su ingreso en prisión.

La investigación continúa abierta para determinar el origen del dinero y para localizar nuevas víctimas.

Localizan 3 millones de euros en un trastero a un estafador que engañaba a mujeres mayores