Llega la primera bicicleta eléctrica de hidrógeno

Llega la primera bicicleta eléctrica de hidrógeno

Antes de que el Toyota Mirai, el Honda Clarity Fuel Cell y el Hyundai Nexo se enfrentaran con la actual gama de coches eléctricos, había una bicicleta eléctrica de hidrógeno con celda de combustible, la Alpha, que también demostró que con el hidrógeno podía ir más allá de bicicletas eléctricas con batería.

Ahora, Pragma Industries de Francia ha presentado Alpha2.0, una nueva versión de la bicicleta que tiene una autonomía de 150 kilómetros con una sola carga, en comparación con un rango típico de 50 kilómetros para bicicletas eléctricas con solo una batería de iones de litio.

Pragma afirma que es la única bicicleta eléctrica con un medidor de alcance que puede indicar el alcance restante con una precisión dentro de 1 km.

También enfatiza que el sistema proporciona un rango y rendimiento consistentes independientemente de las condiciones climáticas.

Entonces, cuando hace mucho frío, por ejemplo, el rango asistido no se desploma.

La Alpha2.0 combina una celda de combustible PEM de 150 vatios por hora con un paquete de baterías de iones de litio que ayuda a amortiguar el flujo de energía.

El motor eléctrico Brose 36V capaz de proporcionar hasta 250 vatios (0,34 caballos de fuerza) de asistencia eléctrica.

Su tanque contiene 2 litros de gas hidrógeno, almacenado a 300 bares en comparación con los 200 bares anteriores (la clave para la mayor energía a bordo), y se llena en solo dos minutos.

Pragma se ha asociado con Ergosup, una compañía de conversión de hidrógeno, para poner a disposición HyRis, una estación compacta de combustible de hidrógeno.

Si bien tanto Toyota como Hyundai tienen el objetivo de escalar sus sistemas de celdas de combustible más allá de los vehículos de pasajeros, para vehículos comerciales y uso industrial, Pragma argumenta a favor de la reducción y dice que la bicicleta es buena para servicios de flota como para el personal corporativo.

La bicicleta eléctrica tiene una desventaja grave, aparte de dónde encontrar hidrógeno: sigue siendo demasiado costosa para uso personal, cerca de 7.000 euros para la bicicleta, y la estación de repostaje compacta cuesta mucho más.

Llega la primera bicicleta eléctrica de hidrógeno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here