La víctima de la violación múltiple de Manresa declara hoy

La víctima de la violación múltiple de Manresa declara hoy en segunda sesión

Hoy se ha celebrado la segunda sesión del juicio por la violación múltiple de una niña de 14 años que ocurrió en Manresa el 26 de octubre de 2016 en una fábrica abandonada.

Este lunes ha declarado la víctima, que actualmente tiene 17 años. Lo ha hecho detrás de una mampara, para evitar el contacto visual con los acusados, y acompañada por una psicóloga en todo momento.

Durante su declaración, la chica explicó cómo se sintió intimidada porque había visto que algunos de los acusados llevaban armas.

No recuerda los hechos con exactitud, pero sí tiene «flashes». Por ejemplo, que el principal acusado, conocido suyo, con quien tenía confianza, primero la obligó a hacer una doble felación y que más tarde alguno de los otros acusados mantuvo relaciones con ella contra su voluntad y que mientras esto ocurría otros hombres, lejos de ayudarla, se masturbaban.

Ha explicado que en la fiesta había consumido alcohol, pero que sospecha que la drogaron. Una amiga suya también piensa que cuando preparaban las bebidas, los acusados habrían añadido alguna sustancia para poder agredirla. Es esta amiga quien, a la mañana siguiente, le explicó que seis de los ahora acusados la habían violado.

Los hechos expuestos por la víctima durante su declaración en el juicio coinciden con los que ya había explicado ante los Mossos y los forenses durante la instrucción del caso.

La menor también explicó que a raíz de los hechos denunciados ha necesitado atención psicológica. Ha recibido tratamiento en la Fundación Vicki Bernadet, especializada en atención a las víctimas de la violencia machista.

La víctima de la violación múltiple de Manresa declara hoy

No podía hacer nada para huir

La amiga de la víctima, que en el momento de los hechos era menor, también ha declarado este lunes. Aseguró que quiso ayudarla, pero uno de los acusados la amenazó poniéndole una pistola en la boca.

También que fue el principal acusado quien más tarde le pidiera ayuda para sacar a la víctima de allí, porque la situación se le había ido de las manos.

Al día siguiente, añadió, este mismo joven volvió a amenzarla para que no dijera nada. Asegura que, por este motivo, durante la instrucción dio dos veces falso testimonio; y que está muy asustada.

La amiga de la víctima considera, además, que en el momento de las agresiones, la menor no sabía ni dónde estaba ni tenía ninguna posibilidad de huir de allí.

Los acusados ​​se declararon inocentes

El juicio comenzó el pasado martes en la Audiencia de Barcelona y la segunda sesión se tuvo que aplazar debido a la muerte de un familiar del abogado. En la primera declararon los acusados, que negaron los hechos.

La Fiscalía acusa a los seis de un delito de abusos sexuales, pero no de agresión sexual, por que la víctima no habría opuesto resistencia. La defensa de la víctima, en cambio, sí considera que hubo delito de agresión sexual. El séptimo procesado no habría participado en los hechos, pero habría sido testigo, por lo que está acusado de omisión de socorro.

Para el principal acusado, la Fiscalía pide 19 años y medio de prisión. Para los otros cinco que habrían participado en los hechos, entre 10 y 12 años de prisión. Para el séptimo, por no auxiliar a la víctima, una multa de 4.300 euros.

Después de escuchar el testimonio de la víctima, el tribunal escuchará varios testigos del entorno de la menor.

Movilizaciones de apoyo

En el exterior de la Audiencia de Barcelona se ha hecho una concentración de protesta, convocada por el Comité de Huelga Feminista 8M, para mostrar su apoyo a la víctima. Una cincuentena de personas exhibían una pancarta en la que se podía leer «Basta de agresiones contra las mujeres» y carteles con el mensaje «No es abuso, es violación».

En toda España diversas organizaciones han organizado más concentraciones solidarias para este lunes.

Los hechos que se juzgan habrían ocurrido en octubre de 2016 durante una fiesta de Halloween celebrada en una fábrica abandonada de Manresa. El principal acusado, que conocía a la víctima, se le habría llevado a un lugar apartado y la habría violado; después habría animado a los demás a hacerlo.

Se da la circunstancia de que, en los últimos días, en el exterior del lugar de los hechos han aparecido pintadas que defienden que se produjo una violación, un delito de agresión sexual, y no un delito de abusos.

La Fiscalía, que da crédito a la declaración de la menor efectuada durante la instrucción, podría cambiar la acusación al delito de agresión sexual después de escuchar el testimonio de la víctima y de la amiga que la alertó de que la habían violado seis chicos.

La víctima de la violación múltiple de Manresa declara hoy

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here