La ultraderecha se salta el confinamiento y se manifiestan en Madrid

Decenas de vecinos del barrio de Salamanca, en Madrid, han salido a las calles este miércoles en la zona de Núñez de Balboa de Madrid sin guardar la distancia social exigida, para reclamar la dimisión de Pedro Sánchez por su gestión de la crisis sobre la pandemia del coronavirus al grito de «libertad» y con una sonora cacerolada.

Es la tercera vez que se saltan el confinamiento

Las caceroladas comenzaron el pasado domingo, cuando un grupo de jóvenes se concentró ante una vivienda que tenía música a todo trapo, un incidente que derivó en que 12 personas fueran identificadas y sancionadas por incumplir el real decreto del estado de alarma.

A raíz de ello, durante tres días consecutivos han sido decenas de personas con banderas de España y en uno de los barrios más ricos de Madrid, los que se han juntado para protestar contra el Gobierno «progresista» aunque se prohíba la aglomeración de personas.

La mentalidad más conservadora de Madrid no tiene límites y siguen arriesgando.

La ultraderecha se salta el confinamiento y se manifiestan en Madrid