Hoffman mantiene el compromiso de celebrar el MWC en verano

Hoffman mantiene el compromiso de celebrar el MWC en verano

Después de que fuentes del mítico Mobile World Congress especularan sobre un nuevo apalazamiento, tal y como informamos en Timis Local News, el consejero delegado de la GSMA, John Hoffman, remarca en una entrevista con la ACN su compromiso con la celebración del MWC en Barcelona entre el 28 de junio y el 1 de julio.

«Estamos preparando una feria presencial decididos, pero con cautela», explica Hoffman, que destaca que la celebración del MWC en Shanghai a finales de febrero será un laboratorio de pruebas para «complementar» las decisiones y los protocolos de la feria en Barcelona.

La GSMA exigirá a los participantes del congreso un test negativo de Covid-19 y ofrecerá la oportunidad de hacerse la prueba en un espacio paralelo. Por ahora, un 80% de los exhibidores ya han confirmado que volverán a Barcelona, y Hoffman dice que quieren ser «parte de la recuperación» económica.

«Cada año vemos un crecimiento en la participación. Hasta ahora, la actividad es consistente con la de los años anteriores, y creemos que esto refleja el compromiso de la industria para ser líderes en la recuperación colectiva y global».

Coincidiendo con el aniversario de la cancelación de la edición de 2020 de la feria, Hoffman reitera que fue «la decisión correcta». «Unas 100.000 personas de unos 200 países hubieran venido a Barcelona, por lo que estamos seguros de que salvamos vidas cancelando el evento», explica.

Hoffman admite que la cancelación del MWC 2020 ha obligado a la GSMA a «examinar» sus prioridades y hacer «elecciones difíciles sobre cómo trabajar e invertir».

«La GSMA quedó afectada por una pérdida de ingresos de los congresos y eventos, por lo que nos hemos adaptado para mantener un equilibrio entre ofrecer valor a nuestros miembros y representar la industria».

El consejero delegado de la GSMA destaca la «resiliencia» del sector durante la pandemia y dice que su trabajo «nunca ha sido más relevante».

Según Hoffman, la principal lección de la pandemia y la cancelación de la edición de 2020 de la feria es que hay que «ser flexible y responder rápido ante informaciones emergentes». «Muchas organizaciones se tuvieron que adaptarse, nosotros somos sólo una», recuerda Hoffman, que destaca que lanzaron el GSMA Thrive para estar en contacto virtual con miles de personas en todo el mundo.

Hoffman destaca que ahora es «más importante que nunca» que la GSMA ayude a agrupar la industria y contribuir a la recuperación financiera mundial. «Los actos presenciales son clave para la recuperación, y conocemos el valor de unir a la gente, por eso estamos trabajando para garantizar un MWC seguro el mes de julio», explica.

La GSMA prevé dar más información acerca de cómo será el MWC «en las próximas semanas», y destaca que la celebración de la edición de la feria en Shanghai entre el 23 y el 25 de febrero será decisiva para el sector.

«Es un evento presencial altamente esperado. Nos ayudará a complementar las decisiones y los protocolos de Barcelona ya aumentar nuestra confianza para crear experiencias de primer nivel mundial en línea con la reputación de la GSMA».

En todo caso, los organizadores destacan que continúan examinando la situación «global» y buscando «el consejo de expertos» ante una situación «dinámica», y que puede cambiar a menudo.

«La salud y la seguridad de nuestros exhibidores, participantes, personal y de la gente de Barcelona sigue siendo nuestra principal prioridad».

Este año, la feria se centrará en torno al lema » Connected Impact», Ya que la pandemia, recuerda Hoffman, ha demostrado» lo importante es la conexión». Los que participen en la feria o la visiten presencialmente en Barcelona deberán demostrar que han dado negativo en una prueba PCR» reciente».

«Como muchos aeropuertos y aerolíneas ya implementan políticas similares, confiamos en que todos los participantes estarán más que dispuestos a cumplir».

Según el consejero delegado de la GSMA, de hecho, están en contacto con las autoridades sanitarias para que haya un «espacio paralelo» donde se puedan hacer pruebas de Covid-19″ en cumplimiento con las regulaciones médicas».

Después de un año durísimo por culpa de la pandemia, Hoffman destaca que tienen «muchas ganas» de volver a la capital catalana.

«El MWC ha contribuido, en los últimos años, con más de 5.000 millones de euros y 110.000 puestos de trabajo en la economía», indica.

«El futuro es difícil de predecir ahora, pero de lo que estamos seguros es que valoramos nuestra alianza con la ciudad de Barcelona y tenemos ganas de ser parte de la recuperación de esta pandemia».


Hoffman mantiene el compromiso de celebrar el MWC en verano