El arzobispado de Tarragona denuncia ante la Fiscalía abusos sexuales de un cura

El arzobispado de Tarragona denuncia ante la Fiscalía abusos sexuales de un cura

El arzobispado de Tarragona ha llevado ante la Fiscalía un posible caso de abusos sexuales por parte de un sacerdote hace dos décadas y ha puesto los hechos en conocimiento del Vaticano, según ha informado este jueves el arzobispo, Joan Planellas.

El denunciado es mosén Manuel Fuentes, canónigo archivero de la catedral de Tarragona y director del archivo histórico Archidiocesano tarraconense, según ha avanzado el diario Ara, que apunta a la existencia de dos víctimas.

El arzobispado ha apartado cautelarmente al sacerdote de sus funciones. Por su parte, fuentes de la Fiscalía de Tarragona han confirmado a la ACN que incoarán diligencias de investigación para «estudiar bien» los hechos, a pesar de que ya habrían prescrito.

Planellas ha explicado que fue en diciembre cuando recibió una información de un posible caso de abusos sexuales y reiteró que tiene «una voluntad sincera de máxima pulcritud en cuestiones de gravedad» y que, por este motivo, «se está actuando, como primeros interesados, para que se imponga la verdad y la justicia».

El arzobispo de Tarragona ha informado de que se ha activado el protocolo de actuación previsto para estos casos y que, una vez terminada una primera investigación urgente y preliminar, se ha acordado facilitar la información disponible a la Santa Sede y llevar el caso a la Fiscalía este viernes porque, «si lo consideran necesario, puedan realizar las diligencias e investigaciones oportunas».

«Desde el arzobispado trataremos de ser pulcros al máximo para que se respete la honorabilidad de todos los posibles implicados en este caso y al mismo tiempo reclamamos la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario», manifestó.

El arzobispo ha revelado que se ha puesto en contacto personalmente con las posibles víctimas de las que tienen conocimiento y que, según dijo, quieren que se respete su privacidad.

Condena a todo tipo de abusos

El arzobispo ha reafirmado que el arzobispado de Tarragona «condena todo abuso sexual, de poder y de conciencia, especialmente cuando haya sido cometido por un clérigo». «Hago mío el dolor de todas las víctimas y nuevamente invito a denunciar estos hechos execrables a las autoridades civiles y en la Oficina de prevención y protección de abusos del Arzobispado», añadió.

«Reitero la disponibilidad y voluntad propia y de todo el Arzobispado para seguir investigando los hechos conocidos y para colaborar con la justicia del país con todo lo que sea necesario», manifestó el arzobispo. Planellas ha pedido que estos hechos no empañen el «buen trabajo y la entrega generosa» de los sacerdotes del Arzobispado.

Ara apunta que, al menos hay constancia de dos víctimas, un chico de 18 años y un menor, ambos hijos de familias con quien el rector tenía una buena relación.

Uno de los casos habría pasado en el monasterio de Santes Creus cuando Fuentes era el rector. Según recoge el rotativo, el cura habría invitado a un chico de 18 años recién cumplidos y éste se habría encontrado que tenía que dormir en la misma cama del presbítero. La víctima relató que el cura hizo tocamientos, que se masturbó a su lado y que al día siguiente le pidió que no explicase nada a nadie.

El diario señala que, después de explicarlo a la pareja y a un amigo, se lo dijo a los padres, y llegaron a entrevistarse con el entonces arzobispo Lluís Martínez Sistach, el cual se habría limitado a pedirles que rogaran.

Ante otro caso denunciado 20 años después en relación a un menor, la respuesta del arzobispado de Tarragona también fue tapar los hechos. Cuando el actual arzobispo, Juan Planellas, activó el protocolo interno hace un mes y medio, se comprobó que no había nada documentado sobre los hechos.

El arzobispado de Tarragona denuncia ante la Fiscalía abusos sexuales de un cura