El amanecer de los muertos

El amanecer de los muertos

De este fin de semana no pasa, por fin voy a verla que ganas tengo, últimamente tengo poco tiempo, pero para disfrutar de una verdadera obra de arte siempre se puede hacer un hueco. Y este finde voy a verla por fin…, por fin voy a verla por undécima vez…

El amanecer de los muertos

El Amanecer de los zombies, remake de la segunda película de la saga de los muertos vivientes del gran George A. Romero.

Hagamos un poco de historia

Después de que George A Romero un director novel, reventara literalmente las taquillas de Estados Unidos y de medio mundo gracias a su opera prima «La noche de los muertos vivientes» se le debió subir mucho el éxito a la cabeza.

Tanto que después de pegar el gran pelotazo le dio por empezar a derrochar dinero en proyectos como su propia productora (lo cual hay que decir que no es tan malo si hubiera salido bien), y en dirigir y producir películas de dudosa calidad (a mi personalmente son producciones que  me parecen bastante malas) con lo que llegados a finales de los setenta para el señor Romero necesitaba un pegar otro golpe sobre la mesa para relanzar su carrera y para esa causa nada mejor que explotar la gallina de los huevos de oro, es decir, una segunda parte de «La noche de losmlos vivientes» que tanto éxito tuvo en el pasado.

Cuál era el problema?. Pues básicamente que como he mencionado antes, después del éxito de su primera película, George se pegó una ostia bastante sonada con sus dos siguientes producciones (véase Martín y The Crazies, esta última interesante) con lo que no contaban con dinero para poder empezar a dar marcha al nuevo proyecto.

«La noche de los muertos vivientes» había sido un gran éxito sobre todo porque mostraba algo nuevo, algo terrorífico, algo que daba al público nuevas fobias y miedos que nunca habían sentido, con lo que caló bastante hondo y sobre todo aparte de Estados Unidos, en Europa (aquí por supuesto no, seguramente estaría censurada)

Y en Europa habían empezado a moverse unas nuevas corrientes artísticas relacionadas con el cine de terror, el denominado «Giallo» italiano, con toda una legión de directores, fans y de películas cargadas de caña pura y dura que también estaba teniendo bastante éxito en las salas del país trasalpino.

De todo este movimiento habría que destacar a un director entre todos, Darío Argento, creador de varias de las mejores películas de terror del siglo XX como Suspiria o Phenomena (Demons también es una gran obra y merece la pena nombrarla, pero es de Lamberto Bava, Argento sólo pone el guion si no me equivoco y a su hija en la segunda parte).

 

Darío Argento se quedó fascinado con el primer trabajo de George A Romero y como su cine estaba en auge, ofreció financiar el proyecto de la segunda parte de Romero a cambio de meter mano en la película y de controlar la distribución y los derechos en Europa.

A partir de ahí lo demás es historia. «Zombi» en Europa o «El amanecer de los muertos vivientes» para el resto del mundo, es por muchos la mejor película de zombies de la historia qué aparte de aterrorizar con sus zombies, es una mordaz crítica al consumismo que estaba emergiendo agresivamente en esa época (de ahí que la trama se desarrolle prácticamente en un centro comercial).

No quiero hablar mucho mas esta película, solo lo he hecho para dejarlo a modo de introducción para dar paso a lo importante, el remake que realizó un novato Zack Snyder (director de 300 o Wachtmen por ejemplo), con un par de narices porque la verdad es que para pasar por encima a una buena película con otra mejor hay que ser valiente.

El Amanecer de los zombies

Recapitulemos, película de zombies que además critica a una sociedad consumista que es un super éxito.

Vale, ok . Y entonces, ¿Qué hacemos ahora para actualizarla?

Pues vamos a eliminar lo poco de malo que tiene sustituyéndolo por un punto de vista nuevo pero que no cambie la esencia original y sobre todo vamos a coger lo bueno que tiene la original y vamos ha hacerlo mejor.

Zombi necesitaba una revisión porque, aunque es una de las mayores obras maestras del cine de terror con ese look tan setentero, había envejecido bastante mal y era necesario un retoque para volver a poder disfrutar su esencia en un marco más actual.

El elegido para realizar tal hazaña dio mucho que hablar al principio ya que en el momento en que se supo quién iba a dirigir la película, hubo un descontento en general por parte de los fans de Romero ya que toda la responsabilidad que conllevaba rodar el remake fue a parar en manos de un desconocido director de videoclips.

¿Os imagináis una película rodada tipo videoclip pasando planos de zombies pegando saltos a velocidad vertiginosa a ritmo de música electrónica, luces y colorines por todos los lados?

Pues eso fue lo que debieron pensar la mayoría de  críticos y fans que era en lo que se iba a convertir este proyecto.

Vamos algo similar a «The House of dead» de Uwe Boll.

Al fin, pese al descontento de algunos y pese al temor de otros a encontrarse con un producto para tirar directamente a la basura (de hecho, es digno de mencionar que pese a que la película está en gran parte rodada en un centro comercial, ninguna de las grandes marcas quiso que aparecer dándose publicidad pensando que que la peli no la iba a ver nadie ),  la película se estrenó y la gente literalmente flipó en colorines .

Desde el principio de la película ya sabemos lo que nos vamos a encontrar durante el resto del metraje.

Snyder muestra sus intenciones desde el minuto uno, empezando el film como un misil, sin cambios de ritmo y sin concesiones. Caña y más caña pura y dura desde el minuto uno y así sigue constantemente hasta el fin de la película, lo que hace que te quedes pegado al sillón durante el visionado y eso solo lo hacen las películas buenas.

Si la película de Romero podía llegar en algún momento a empalagar por su lentitud de los zombies, lo que hace muchas veces que den menos miedo, esta vez es una puta locura. Los zombies están rabiosos,van a por tí y tienen hambre, no van como por inercia como lo la original. Estan sedientos y van a pasar por encima de lo que sea.

Irónicamente el temor de que la película se convirtiera en un videoclip por los orígenes del director, como ya he dicho antes, esta vez jugó a favor de la película y Zack Snyder lo utiliza con mucha maestría.

Los cambios de planos, la velocidad que imprime en las escenas de acción las vistosidades y la fotografía, hacen que la acción sea rápida con y agresividad.

Los zombies dan verdadero terror y no se ve venir como en la obra original sino que asusta y da mucho miedo.

Los actores están bastante bien para no ser conocidos . Un poco de clichés pero en general están bien desarrollados y cada uno en su sitio.

Una salvajada de principio a fin digna de ser vista por cualquier aficionado.

Totalmente recomendada.