Continúan las protestas en Minneapolis por la muerte de un negro a manos de la policía

Las protestas en Minneapolis por el asesinato de George Floyd por parte de la policía aumentaron la violencia este miércoles por la noche, con tiroteos, manifestaciones, saqueos, incendios múltiples y gran cantidad de gases lacrimógenos.

Ha sido la segunda noche de conflicto durante las manifestaciones de miles indignados por la muerte de Floyd.

Las manifestaciones en la parte sur de la ciudad, cerca de donde mataron a Floyd, comenzaron pacíficamente, pero se volvieron más violentas a medida que avanzaba la noche.

El gobernador Tim Walz, el miércoles por la noche, lo calificó de «situación extremadamente peligrosa» e instó a los residentes a abandonar la zona.

La jefa de policía Medaria Arradondo dijo a la televisión local FOX 9 que ordenó el uso de gases lacrimógenos por el estado de violencia y los saqueos. Dijo que está comprometida a proteger los derechos de las personas a manifestarse y la mayoría lo hizo de manera pacífica, pero ha habido grupos que cometían actos criminales.

Arradondo hizo un llamado a la paz y la paciencia para que se lleven a cabo las múltiples investigaciones.

«La justicia históricamente nunca ha llegado a buen término a través de algunos de los actos que estamos viendo esta noche, ya sea el saqueo, el daño a la propiedad y otras cosas», dijo Arradondo.

Las protestas se extendieron hasta el centro de Los Ángeles

Algunas personas rodearon dos vehículos de la Patrulla de Carreteras de California y parecieron dañar al menos a uno de ellos.

«Escuchamos su ira y su dolor. Siempre facilitaremos la libertad de expresión. Todo lo que pedimos es que las protestas se realicen de manera segura y legal», tuiteó el LAPD.

Floyd, un hombre negro de 46 años, murió el lunes después de que un oficial de policía blanco de Minneapolis lo arrojó al suelo y puso su rodilla en el cuello de Floyd durante unos ocho minutos.

Su asesinato fue capturado en video, y se le puede escuchar suplicando al oficial: «Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar».

Los cuatro policías involucrados en la detención de Floyd, que se derivaron de un informe de falsificación, fueron destituidos el martes. El oficial visto con su rodilla sobre Floyd ha sido identificado como Derek Chauvin.

La policía de Minneapolis identificó a los otros oficiales como Thomas Lane, Tou Thao y J. Alexander Kueng.

El alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, pidió el miércoles que se presenten cargos contra el oficial que tenía su rodilla en el cuello de Floyd. La policía dijo que Floyd se resistió al arresto, pero Frey dijo que «no vi nada que indicara que este tipo de fuerza fuera necesaria».

Su muerte está siendo investigada por el FBI y la Oficina de Aprehensión Criminal de Minnesota.

El video de la muerte de Floyd ha provocado indignación, incluso del presunto nominado presidencial demócrata Joe Biden, quien tuiteó al respecto el martes y el miércoles lo llamó un «recordatorio trágico de que este no fue un incidente aislado, sino parte de un ciclo sistémico arraigado de injusticia que todavía existe en este país».

Continúan las protestas en Minneapolis por la muerte de un negro a manos de la policía