Centenares de miles de personas se manifiestan en Barcelona bajo un lema: Libertad

La calle Marina de Barcelona ha vuelto a estar colapsada por cientos de miles de personas que se han manifestado, convocadas por la ANC y Òmnium Cultural, contra la sentencia del Procés.

Media hora antes de la convocatoria la calle ya estaba llena y la manifestación ha llegado más allá de la calle Provença, pasada la Sagrada Familia.

Se han visto una infinidad de banderas y carteles que exigían la libertad de los presos políticos y el retorno de los exiliados. Pero aparte los gritos de ‘libertad’, también se ha pedido la dimisión del consejero de Interior, Miquel Buch.

Una hora después de haber comenzado, la cabecera ha llegado al punto final de la manifestación, donde se ha instalado un escenario para realizar el acto de clausura con discursos y actuaciones musicales.

Blanca Bragulat, pareja de Jordi Turull, ha dicho que la condena del Supremo ‘no les condena sólo a ellos y ellas, sino a todos nosotros’.

‘No podemos permitir que haya casi cincuenta personas encarceladas y un millar de perseguidao. Este conflicto no se resolverá con más juicios y más represión policial’, ha dicho el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri. ‘Haría bien el estado español de escuchar el clamor de las calles de Catalunya.

A continuación ha tomado la palabra la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, que ha pedido una respuesta institucional a la represión que esté a la altura de la movilización en la calle. ‘Desde las instituciones se necesitan respuestas políticas que recojan el clamor de la calle’, ha pedido.

Centenares de miles de personas se manifiestan en Barcelona bajo un lema: Libertad