Montero garantiza que llevará la reforma de la sedición al Congreso

El Gobierno revisará la ley del ‘sólo sí es sí’, tras algunas rebajas de condena

La ley del ‘sólo sí es sí’ para luchar contra las agresiones sexuales en algunos casos está teniendo un efecto contrario a lo que quería el Ministerio de Igualdad, que la impulsó. La nueva norma, inesperadamente, ha supuesto rebajas de condenas.

La ley ponía el consentimiento en el centro y unificaba el abuso y la agresión sexual. Esta unificación modificaba, y en algunos casos rebajaba, las penas que podían imponerse a los agresores, si no se aplicaba el agravante de superioridad, intimidación o violencia.

Justo el día que entró en vigor la ley, ya hubo condenados que pidieron adaptar las penas al nuevo código penal que consideraban que les era más favorable. Algunos tribunales les han dado la razón, al menos siete en la Comunidad de Madrid y también han trascendido casos en Galicia.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha abierto la puerta a revisar la Ley de libertad sexual:

«Hay que estudiar las sentencias con detenimiento y el texto legal, porque no era el objetivo de la ley que se pudieran rebajar las penas con motivo de abuso a menores, todo lo contrario».

Desde el Ministerio de Igualdad, horas antes, Victoria Rosell, delegada del gobierno contra la violencia de género, ya había salido a defender la normativa. Ha dicho que los jueces no tienen en cuenta todo el articulado de la ley:

«El problema no es la norma, sino la interpretación voluntarista judicial contra el avance del feminismo. La ley no rebaja lo más mínimo las penas; es evidente que hay un error en la interpretación».

Condenados con penas rebajadas

El Ministerio de Igualdad ha criticado a la Audiencia de Madrid por haber rebajado de 8 a 6 años la pena de prisión de un condenado por abusos sexuales a una niña de 13 años, hija de su pareja. Para aliviar el castigo, el tribunal no ha contemplado que haya habido superioridad ni intimidación.

En otro caso, se anulan 6 años de cárcel a un profesor que abusó de alumnos suyos de entre 16 y 18 años, ya que ahora los jueces interpretan que el tipo de delito por el que le condenaron ya no existe.

En otro caso que ha trascendido, en Galicia, se ha realizado una revisión de oficio de un preso y se le ha rebajado la condena por violación de 6 a 4 años. El hombre conoció a la víctima a través de Tinder y la justicia considera que el delito de agresión sexual corresponde a la pena mínima.

Desde La Moncloa se pide que todos los operadores judiciales se formen en perspectiva de género y derechos humanos, tal y como establece la ley.