Detenido en Tarragona por 4 robos en la misma gasolinera

Detenido en Tarragona un ladrón reincidente por hurtos a usuarios de una gasolinera

Los Mossos d’Esquadra de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la comisaría de Tarragona detuvieron el martes por la mañana a un hombre, de 28 años, como presunto autor de un delito de hurto de forma continuada. En concreto, se le atribuyen cuatro hechos cometidos en tan sólo quince días.

El primero de los hechos se remonta al pasado 15 de octubre, sobre las 21 horas, en una gasolinera de un polígono industrial de Tarragona cuando una clienta ponía combustible en su vehículo. Aprovechando un descuido, un hombre le sustrajo el bolso que había dejado en el asiento con un teléfono móvil, documentos y dinero en efectivo, entre otros objetos.

Los días 21 y 22 de octubre, el ladrón volvió a actuar en la misma estación de servicio haciendo uso del mismo modus operandi. Este segundo caso tuvo lugar sobre las 21.30 horas del día 21, cuando la víctima estaba llenando el depósito y va a echar de menos su teléfono móvil. Al día siguiente día 22, a las 07.45 horas, otro usuario de esta estación de servicio se dio cuenta de que le habían sustraído dos teléfonos móviles, documentos y varias llaves, entre ellas las de otro vehículo.

El último hecho tuvo lugar el 30 de octubre, a las 20.15 horas, cuando un camionero que estaba haciendo gasolina, observó una de las puertas abiertas de la cabina y seguidamente echó de menos su teléfono móvil.

Del conjunto de gestiones efectuadas así como de la recurrente forma de actuar de lo desconocido, los Mossos pudieron identificarle y comprobar que se trataba de un ladrón multirreincidente que acumula hasta 20 antecedentes policiales.

El pasado martes, sobre las 08.35 horas de la mañana, le detuvieron en la rambla de Ponent de Tarragona. El detenido pasó al día siguiente a disposición del juzgado en funciones de guardia de Tarragona y quedó en libertad con cargos.

A la hora de poner gasolina, es necesario vigilar los objetos personales y, aunque sea por unos instantes, cerrar el coche mientras se realiza el pago. No pierda de vista el vehículo y no deje teléfonos móviles, bolsas y objetos de valor a la vista.